miércoles, 9 de octubre de 2013

Nuevo Q & A para Glamour Magazine


G: ¿Qué se siente estar de vuelta en el set con todos?

JH: Jennifer (Lawrence) y yo estábamos nerviosos por nuestros nuevos compañeros de reparto, porque somos un poco locos cuando estamos juntos, por lo que podía ser que a los nuevos les diese un poquito de miedo. Pero todo el mundo encajó bien enseguida y fue un divertido ambiente en el set.

G: Tú y Jennifer son amigos en la vida real. ¿Es raro tener que cambiar a una relación romántica en la pantalla?

JH: Lo es. Hay momentos en los que hemos tenido que cortar porque no podíamos seguir filmando una toma sin reirnos.

G: ¿Dirías que es posible ser "sólo amigos" con una mujer?
JH: Por supuesto, pero a menudo hay una tendencia natural a querer más.

G: ¿Cuáles son tus sentimientos acerca de tener citas con tus co-estrellas? Encontraste a tu novia (la actriz Claudia Traisac) durante el rodaje de la próxima película de suspenso "Paraíso Perdido".

JH: En lo que a mí respecta al ser ambos actores, hay que entender el estilo de vida de cada uno, por lo que es una cosa muy natural que suceda.

G: Dinos, ¿cuál es la cita más épica que alguna vez has organizado?

JH: Las chicas con las que he salido me odian un poco, porque no puedo recordar nada de las primeras citas o cuando nos besamos. ¡Tengo la peor memoria en el mundo!

G: Tu memoria está ocupada en memorizar líneas.

JH: Esa es una buena excusa. ¡Creo que voy a empezar a utilizarla!

G: 
Tenemos que preguntar: ¿Team Gale o Team Peeta?

JH: ¡Definitivamente soy Team Peeta! Pero el dilema de Katniss es muy real, es que es difícil saber a quién elegir cuando admiras a dos personas que son tan diferentes. El triángulo amoroso está muy presente en En Llamas. 

G: Has dicho que realmente te identificas con Peeta. ¿Por qué?

JH: Katniss es una persona del estilo  "Voy a matar a alguien con una flecha", y Peeta es una persona de "Vamos a hablar acerca de esto". Tengo su mentalidad. 

G: ¿Cómo manejas las presiones de la fama?

JH: No creo que alguna vez me vaya a acostumbrar a ella. Tengo dos millones y algo de seguidores en Twitter, y si digo algo, ellos están ahí prestándome atención. ¡Es una locura! No debería tener permitida esa responsabilidad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario